El Beso

¿Cómo iba imaginarme yo que ese beso rápido, cálido, corto y apresurado iba a quedar marcado para siempre como el de nuestra despedida? A partir de ese momento, esos breves segundos en que llegaste a besarme y luego te alejaste con la intención de volver, han sido narrados por mí como el último instante en... Leer más →

Ella

La vez sonriente y un brillo tenue en su mirada, pero debajo han habido muchas noches de lágrimas. Te cuestionas qué la hace brillar, ella se ha preguntado lo mismo suspirando frente al espejo. La vez decidida, fuerte y capaz; pero muchas veces ha estado en el suelo, doblada del dolor de alma que es... Leer más →

Chuchitos

Un 15 de junio, en una noche lluviosa, el cielo decidió que ya no podía esperarte más… Haciendo chuchitos pensé en ti, en tus manos gorditas moviéndose, dirigiendo y cocinando. En la cocina mágica donde siempre encontré felicidad. Aquí en mi cocina, con los azulejos blancos y mi olla celeste, pienso que daría todo porque... Leer más →

Ella tenía razón

Mi abuelita rezaba por las noches antes de dormir, yo la escuchaba murmurando y algunas veces un par de lágrimas caían de sus ojos. Ella le rezó y le habló a Dios toda su vida. De repente me obligaba a ir a la iglesia, me sentaba y me hablaba de Dios con cada oportunidad que... Leer más →

Tu Cumpleaños

Hoy era tu cumpleaños y siempre despierto con un par de lágrimas esperando un recuerdo para desplazarse hasta mis labios. El sabor salado me recuerda a las noches llorando en mi almohada, queriendo abrazarte… En los días como hoy, imagino mil escenarios de cómo sería este día si tú estuvieras con nosotros. Tenemos coronavirus, seguramente... Leer más →

Corazón Roto

Así con el corazón roto como estaba, se levantó de su cama, caminó encima de la ropa sucia que tapaba la alfombra del suelo; arrastró su cansado cuerpo al baño, quiso sentarse sobre el inodoro, pero las rodillas le fallaron, el alma la botó. Se sentó en el frío azulejo blanco, descansó la espalda en... Leer más →

En el Cielo

Mi abuelita los sostuvo entre sus brazos, sentada en una silla blanca, con su bastón de madera gastado del mango; su vestido azul con rosas rojas, sus labios rojos, su pelo gris y sus ojos brillando. Sus labios se curvaron hacia abajo, su mandíbula empezó a temblar involuntariamente y con un movimiento de la frazada... Leer más →

Una Despedida

¿Cómo te despedís de alguien, a quien no querés decirle adiós? Hace algunos años, acostada en su cama, dormida en un sueño que parecía ser plácido; sustuve la mano arrugada de mamá Otty y entre lágrimas le dije adiós. Sin saber realmente qué hacer, qué decir; con la mente en blanco, el líquido tibio haciendo... Leer más →

La Mielita

Hace 23 años fui al lugar mágico que mi abuelito describía y extrañaba, Huehuetenango. Aunque solamente estuve por un corto tiempo, entendí por qué mi abuelito Jorge añoraba el lugar donde nació y creció. Y fue ahí dónde comí la mielita, acompañada de pan dulce. Y con los sabores deslizándose por mi lengua, mi abuelita... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑